jueves, 22 de diciembre de 2011

Reformas, un ardid para continuar en el poder





Reformas de la vivienda, la compra y venta de autos, y ahora las tan esperadas reformas migratorias, no pueden encubrir tantos años de dictadura y desprecio por parte del régimen cubano contra nuestra oposición y nuestro pueblo en general; nombres como Pedro Luis Boitel, Orlando Zapata, como los tantos muertos que pesan sobre las mentes de la maquinaría política y represiva castrista, no pueden ser encubiertos con el velo desmesurado de las reformas; el régimen en su empeño por perpetuarse en el poder y de lograr una continua sucesión dinástica del mismo, anda en una carrera contra reloj para lograr sus propósitos, y hará cuanta reforma sea necesaria en la medida que el pueblo empiece a cobrar conciencia de la nueva etapa en la que está siendo sumergido, o sea, un nuevo sistema seudo-capitalista al estilo más conservador Chino, pero desde el mismo balcón de la vieja escuela dogmática castrista.


Los argumentos sobran, al igual que las evidencias, y desde Oriente hasta Occidente podemos ver toda una infraestructura convertida en ruinas, donde los obligatorios actos políticos se han llevado consigo cuantiosas perdidas millonarias que solo han servido para enaltecer el ego de su otrora máximo líder, dejando al descubierto todo un amargo sabor a desilusión y abandono por parte del gobierno, la población aún con miedo pide a voces escondidas que no vengan más reformas, y sí un cambio de gobierno, muchos en su gran mayoría no se benefician de esos sorbos de oxigeno llamados reformas, los únicos beneficiados son los que han podido amasar fortunas de formas no muy claras; la corrupción en estos últimos años ha hecho mella en las altas esferas, donde altos cargos del gobierno se encuentran hoy en prisión, es un caos total que el gobierno enmascara con supuestos logros a través de 53 años de dictadura inefectiva al mejor estilo norcoreano, donde la población cada vez más, es obligada al suicidio, la prostitución, mendicidad y la emigración que en algunos casos ha sido forzada.Esto está sucediendo en pleno siglo XXI en una Cuba gobernada por octogenarios y seniles vejetes, que un día lucharon contra lo que hoy se han convertido, la arrogancia y la pésima administración solo le ha dejado el camino a las reformas, para de algún modo continuar en el poder.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Para una Cuba democrática sin injerencia





Muchos se cuestionaran el título de este artículo, pero la razón que me instó para escribir, fue en lo concerniente a esa supuesta democracia que muchos desde el exilio estamos exigiendo para la Cuba que dejamos en la distancia, y que hoy con nuestra injerencia queremos construir; se que habrán supuestos radicales y pacíficos luchadores anti-castristas que al escuchar, o en este caso leer la palabra injerencia, se cuestionaran sobre si el que escribe es uno de esos tantos agentes de la DSE que pululan en el exilio, ya que para quien haya vivido una gran parte de su vida en la Cuba que nació a partir del 1ro de Enero de 1959 debe saber, que ésta palabra ha sido utilizada por el dictador Fidel Castro en sus innumerables discursos para referirse particularmente al gobierno norteamericano como potencia injerencista, y de ahí parte la simbiosis que debe de existir entre quienes empleen esta palabra con un supuesto agente de la policía política y represiva del régimen castrista, aclarado este punto, me remito a los hechos.


Es del conocimiento de los que nos interesamos por el acontecer diario a nivel tanto nacional (dentro de Cuba) cómo internacional, sobre la política que llevan contra la dictadura castrista, los diferentes Blogs, sitios Web y grupos en Facebook, en los cuales me incluyo, y en especial los congresistas cubano-americanos dentro de los propios Estados Unidos, sobre lo propuesto por el representante republicano Mario Diaz-Balart que trata sobre un proyecto de ley que insta al propio gobierno estado-unidense a limitar los viajes y envío de remesas hacia Cuba.

En mi opinión particular creo que, quienes deben de formular dicho proyecto, es la disidencia interna cubana, digo esto porque quienes están siendo reprimidos, encarcelados, detenidos, injuriados, maltratados, censurados y violentados sus derechos, no son precisamente los congresistas cubano-americanos; en lo que si deberían de enfocarse, es en elaborar un proyecto que fortalezca las medidas y limitaciones contra aquellos cubanos que residen dentro de los Estados Unidos, en cuanto al verdadero motivo de su salida, porque es bien sabido que nadie los obligó a salir de Cuba, ellos se hicieron a la mar, muchos tuvieron suerte con el sorteo y otros tomaron el camino de la disidencia para lograr su propósito, que a pesar de la represión y la falta de futuro dentro de Cuba, no fueron obligados a tomar estas decisiones, estas fueron tomadas por voluntad propia, o sea, que no fue una disposición del régimen, y por ello deben de asumir con entereza lo que sea dispuesto por el gobierno que les abrió las puertas hacia la verdadera libertad y democracia.




Primeramente la oposición cubana debe estar de acuerdo en su gran mayoría para que se lleve ante el congreso estado-unidense este proyecto de ley, siempre y cuando dicho proyecto sea minuciosamente elaborado por nuestros opositores, revisado, dado a conocer a toda la oposición para luego ser aprobado por su gran mayoría, y posteriormente sea enviado a los congresistas, de esa forma estaremos contribuyendo al desarrollo de la democracia y la auto-determinación para una nueva Cuba pluripartidista.

Todos los que vivimos inmersos en esta lucha por ver a una Cuba libre y democrática, sabemos que gran parte del dinero recaudado por el régimen cubano que proviene de los viajes y el envío de remesas, es utilizado para financiar campañas que tratan de desvirtuar la verdadera realidad que viven los cubanos, tanto dentro como fuera de la isla, así como para sufragar los gastos que causan los actos de repudio, las golpizas a las Damas de Blanco y opositores pacíficos, y de igual forma para mantener a esa gran red de espías que tienen por todo el mundo; sin dejar de mencionar la fastuosa campaña para que sean liberados los otrora cinco, y ahora cuatro, convictos y confesos espías, cómplices de asesinato y espionaje, condenados por estos actos en suelo norteamericano.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Eliecer Ávila Cicilia, la némesis de Ricardo Alarcón




Oriundo de Puerto Padre, en la oriental provincia de Las Tunas, y de origen campesino, Eliécer Ávila Cicilia, un joven cubano graduado de Ingeniero en Informática, es uno de aquellos estudiantes que, al parecer, había decidido tomar el toro por los cuernos, hasta que aparecieron ante las cámaras ínterpelando a uno de los siervos más fieles de la dinastía castrista, Ricardo Alarcón de Quesada. Eliécer ahora es uno de los tantos jovenes cubanos que luego de estudiar una carrera universitaria, ha ingresado a formar parte de esos jovenes que solo constituyen para el régimen castrista una cifra más que engrosan las listas de sus supuestos logros a nivel educacional, toda una gran falsa de un gobierno que lo único que ha hecho es perpetuarse en el poder sin importar consecuencias, tras el seudónimo de benévolo y condescendiente con su pueblo en general.

Aquí podemos ver en esta mega entrevista, cómo pone entre dicho al régimen cubano, con toda una amalgama de palabras sobre una base solida de vivencias tanto a nivel personal, como cuando tuvo la oportunidad de escudriñar en ese oscuro mundo de la Internet en Cuba, cuando estuvo cursando su carrera en la Universidad de Ciencias Informática (UCI) y donde ocupó un alto cargo en la dirigencia de dicha escuela, espero que podamos apreciar palabra por palabra lo dicho por este valiente joven cubano.